Una conductora tuvo que ser reducida por la Policía Local de Palma debido al alto grado de agresividad mostrado durante una discusión de tráfico.

El hecho ocurrió este sábado sobre las 20:00 horas en la Avenida Alejandro Rosselló de Palma, cerca de la Plaza de la Puerta de San Antonio, donde una pareja discutía acaloradamente.

La Policía Local recibió varias llamadas informando de la discusión. Algunas personas explicaban que una mujer estaba siendo agredida mientras que otras decían que había habido un accidente y que la pareja discutía violentamente por ello.

Así, la policía desplazó al lugar varias dotaciones que dieron con la pareja y pudieron aclarar que la mujer, que circulaba en su coche con una cría de 3 años en el asiento delantero sin ningún tipo de protección, había estado a punto de provocar un accidente minutos antes.

A raíz de ello había intentado agredir al otro conductor implicado tras enzarzarse en una discusión, agresión de la que el hombre se había visto obligado a protegerse.

La conductora, que se negó a someterse a la prueba de alcoholemia y drogas, mostró una actitud tan agresiva que los agentes se vieron obligados a detenerla y -muy a su pesar por estar la hija en el lugar- a reducirla e introducirla a la fuerza en el interior del coche policial, donde continuó gritando e insultando a los agentes mientras pateaba violentamente el vehículo.

La Policía Local se hizo cargo de la pequeña e hizo las gestiones pertinentes para buscar algún pariente cercano e investiga ahora si la detenida había consumido algún tipo de estupefaciente o sustancia y si pudiera tener alguna relación con los casos de los dos jóvenes localizados esta madrugada en el Paseo Marítimo y que han necesitado asistencia médica, pues el comportamiento y la agresividad mostrada es muy similar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.