La Policía Nacional ha puesto en marcha la primera aplicación informática en el mundo capaz de detectar denuncias falsas interpuestas en casos de robos con violencia e intimidación o tirones, cuya precisión alcanza el 90%, frente al 75% de los policías expertos.

La herramienta, llamada VeriPol, ya se ha habilitado en todas las comisarías de España con el fin de desalentar a los ciudadanos a presentar denuncias falsas y, por ello, evitar el uso innecesario de recursos policiales, optimizando el esfuerzo y el tiempo hacia otras tareas.

La aplicación funciona identificando el delito basándose en el texto de la denuncia, por lo que no necesita ninguna información por parte del usuario y es completamente automática. El programa procesa el texto, extrayendo características útiles para su clasificación y utilizando técnicas de procesamiento del lenguaje natural, de forma que, tras pasarlas a un modelo matemático, estiman la probabilidad de falsedad de la denuncia.

Además, VeriPol extrapola e identifica patrones de comportamiento a partir de los datos, lo que permite entender cuáles son las características que más diferencias las denuncias falsas de las verdaderas.

PRUEBA PILOTO

El modelo fue probado en 2015 por un conjunto de más de 1.000 denuncias presentadas en toda España, demostrando una mejora de los índices de casos resueltos del 80%. La base incluía 534 denuncias verdaderas y 588 falsas que solamente presentaban la declaración del reclamante, sin más información.

A partir del análisis que realiza la aplicación, VeriPol saca conclusiones sobre la veracidad de lo manifestado en una denuncia. De hecho, el modelo es capaz de discernir diferencias significativas en la narración entre una verdadera y una falsa por el modus operandi de la agresión, la morfosintaxis de la denuncia y la cantidad de detalles.

Además, se llevó a cabo una experiencia piloto en Murcia y Málaga durante junio del pasado año, en la que se observó un aumento de la productividad en cuento al número de casos falsos de robo con violencia e intimidación y hurto con tirón cerrados con éxito.

En solo una semana, en ambas ciudades se detectaron y cerraron casi 65 denuncias falsas, mientras que el número promedio de casos detectados y cerrados en los meses de junio de los nueve años previos fue de menos de 16, arrojando una proporción de éxito del 81,6% para Murcia y del 84,8% para Málaga.

CONSTITUYE UN DELITO PENAL

En un comunicado, la Policía recuerda que denunciar un hecho falso se considera un delito penal, dando lugar a multas “suntanciales”, además de subrayar que las simulaciones de delito suelen acompañar otras infracciones, como las estafas.

“Para la sociedad, una denuncia falsa conlleva la pérdida de recursos policiales y la contaminación de sus bases de datos. Este tipo de delito es bastante común y generalmente perpetrado por ciudadanos que no tienen antecedentes penales”, señala la Policía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.