Las autoridades francesas han abierto una investigación para intentar determinar el paradero del presidente de Interpol, el chino Hongwei Meng, del que no se han tenido noticias desde hace una semana cuando viajó a su país natal, según informa la emisora Europe 1.

Hongwei, elegido para el cargo en noviembre de 2016, partió el pasado 29 de septiembre de Francia, donde Interpol tiene su sede en Lyon, con destino a China y desde entonces ha sido imposible contactar con él.

Su mujer, que vive en Lyon junto a sus hijos, finalmente informó de su desaparición a las autoridades francesas y ha prestado declaración ante la Policía judicial, según Europe 1.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.