FLICKR/LÊ VAN TH?O

Investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory (Estados Unidos) han descubierto las células precursoras del lupus eritematoso (LES), una enfermedad autoinmune que provoca que el sistema inmunológico produzca anticuerpos contra diferentes partes del organismo.

Los investigadores, dirigidos por Ignacio Sanz, han estudiado muestras de sangre de 90 personas que viven con LES, centrándose en un tipo particular de células B, las cuales son relativamente escasas en personas sanas pero aumentan sustancialmente en personas con lupus.

De esta forma, los expertos observaron que los niveles de las células B fueron más altos en las personas con enfermedades más graves o problemas renales, por lo que consideran que estas células son “extra-foliculares”, es decir, que hay regiones de los ganglios linfáticos donde las células B se activan en una respuesta inmune.

Asimismo, en el estudio los investigadores observaron que la frecuencia de células B era mayor en los pacientes afroamericanos, y que estas células parecen ser precursoras de los plasmablastos que producen anticuerpos autorreactivos, los cuales causan muchos problemas a las personas con lupus.

“En general, podemos pensar en los plasmablastos como fábricas de armas y las células B como una biblioteca de planos para varias armas. Comprender de dónde provienen los problemas de los plomablastos puede proporcionar pistas sobre cómo atacarlos y cómo controlar la enfermedad”, han explicado los expertos.

Del mismo modo, el sondeo molecular mostró que las células V en pacientes con LES son hipersensibles a la activación a través de TLR7, una vía por la cual el sistema inmune detecta infecciones virales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.