Investigadores de la Rice University (Estados Unidos) han realizado un estudio, publicado en la revista ‘Psychoneuroendocrinology’, en el que demuestran que la pena causa una inflamación que puede llegar a matar a una persona.

Los expertos, liderados por el doctor Chris Fagundes, quien previamente había estudiado los factores de riesgo de la inflamación, han realizado entrevistas y han examinado la sangre de 99 personas cuyas parejas habían fallecido recientemente, así como algunos síntomas relacionados con el dolor de la pérdida.

A todos ellos se les dividió en dos grupos: uno en el que había personas con síntomas de gran dolor por la pérdida de su pareja, como, por ejemplo, la dificultad para seguir adelante con la vida, la sensación de que la vida carece de sentido y la incapacidad de aceptar la muerte; y otro en el que los afectados no exhibían esos comportamientos.

De esta forma, los científicos observaron que las personas viudas con síntomas de dolor elevado tenían unos niveles de inflamación cerebral mucho más altos que las que no sentían tanto dolor. Se trata de un hallazgo “importante” si se tiene en cuenta que la inflamación aumenta el riesgo de padecer casi todas las enfermedades.

“Este hallazgo es una revelación importante en el estudio de cómo los comportamientos y las actividades humanas afectan los niveles de inflamación en el cuerpo, y se suma a una creciente idea de trabajo sobre cómo el duelo puede afectar la salud”, han aseverado los investigadores.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.