TELECINCO

Ayer Laura Matamoros volvía a la casa de Gran Hermano VIP tras ganar su edición, hace ya dos años. Su concurso se caracterizó por cargar duramente contra Makoke, la que en ese momento era la mujer de su padre tras veinte año de relación. Pero Kiko y Makoke ya no están juntos y el reencuentro entre ambas ha sorprendido a los espectadores.

Laura visitaba la casa con la intención de trasladarle a Makoke que no le gustaban los comentarios que había vertido sobre su padre y la separación entre ambos, pero nada más lejos de la realidad. La exmodelo y la influencer se fundieron en un emotivo abrazo que dejaba atónito a los comentaristas en plató y a la gente en sus casa, pues aunque parecía que ambas habían limado asperezas se desconocía que la relación eran tan buena, hasta el punto que muchos de los compañeros de laura aseguraron que parecían más bien madre e hija.

Makoke no pudo evitar emocionarse con la visita, alabando a Laura, que por su parte hacía lo mismo mientras la tranquilizaba con la situación del exterior. Además, Laura puso un audio de Javier Tudela que se convertía en el mejor premio para la concursante.

Pero cumpliendo con su objetivo, Laura no quiso despedirse de Makoke sin decirle que: “No me gusta algunas cosas que dices sobre mi padre. Hay aspectos que no comparto contigo sobre la separación”, mientras Makoke defendía que no ha hablado de nada.

Belén Esteban no ha dudado en criticar la actitud de Laura, preguntándole que “si para eso sube a la casa”, al igual que su compañero Miguel Frigenti.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.