La Delegación del Gobierno en Melilla ha informado de que finalmente fueron 209 personas las que lograron pasar este domingo a la ciudad autónoma en un salto masivo protagonizado por unos 300 inmigrantes subsaharianos y de ellos 55 han sido expulsados este mismo lunes a Marruecos.

Según ha comunicado este mediodía un portavoz de la institución gubernamental, “el Gobierno ha aplicado el tratado hispanomarroquí de readmisión a 55 personas, que están siendo trasladadas en este momento a Marruecos”.

La citada fuente ha desvelado además que “140 personas se han acogido a la solicitud de derecho de asilo”, por lo que permanecen todos ellos en Melilla pendientes de la resolución de sus expedientes y que “tres inmigrantes han sido confirmados como menores” por los que son acogidos en aplicación de la legislación vigente en materia de acogimiento de menores.

Por último, ha indicado que de los 19 inmigrantes que resultaron heridos el domingo en el salto “cinco siguen hospitalizados” y otras “cinco cuentan con lesiones que no requieren hospitalización, pero sí reposo”.

SIN NOVEDADES DEL FALLECIDO

El portavoz gubernamental no ha ofrecido este lunes novedades sobre el caso del inmigrante fallecido después de que el domingo avanzara que se le practicara una autopsia para conocer las causas de su fallecimiento, aunque subrayaba que todo parece indicar que se produjo a causa de una parada cardiorrespiratoria.

La delegada del Gobierno, Sabrina Moh, confirmó el domingo en rueda de prensa que el salto se había producido a las 9,00 horas en la zona de Rostrogordo, tras un intento de entrada por parte de unos 300 subsaharianos, de los cuales 209 lo consiguieron según la cifra definitiva ofrecida ya este lunes, todos ellos varones.

Moh ha indicado que, una vez producido el acceso, se activó el protocolo habitual y se montó dos dispositivos policiales, uno en Jefatura y otro en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) para proceder a la filiación de los migrantes –nombre, huellas, procedencia– y detectar si entre el grupo hay o no algún menor, tras lo que se les dará asistencia letrada.

Tal y como ha informado la delegada, agentes de la Guardia Civil, en una inspección ocular sobre la zona, detectaron a cuatro personas heridas en las inmediaciones del Pantano de las Adelfas de la ciudad –zona cercana al salto–, de las cuales “una de ellas se encontraba tumbada en el suelo, inmóvil, por lo que se ha llamado a asistencia sanitaria”. Sin embargo, “después de 40 minutos intentado reanimarlo, lamentándolo mucho no se ha podido hacer nada por su vida”, ha explicado Sabrina Moh.

El Gobierno ha seguido en esta ocasión en Melilla el mismo sistema que puso en marcha en Ceuta en agosto pasado con la expulsión de 119 inmigrantes que saltaron la valla ceutí como respuesta a la violencia empleada por los inmigrantes, que usaron cal viva, bolas de heces y sprays para sortear a los agentes de la Guardia Civil.

En el caso de Melilla de este domingo resultaron heridos seis agentes, aunque ninguno de ellos requirió hospitalización, pero no se ha precisado cómo se lesionaron los agentes ni si se emplearon los mismos materiales que en Ceuta para superar a los guardias civiles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.