La Mesa del Senado cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha situado “en una posición de rebeldía” al negarse a acudir al Pleno de la Cámara para comparecer por su tesis doctoral y le solicitará formalmente que atienda esta solicitud así como la comparecencia también en Pleno sobre política migratoria, ambas reclamadas por el PP, con mayoría absoluta en la institución.

Será el presidente, Pío García-Escudero, quien remita una carta a al Gobierno reclamando que Sánchez atienda las dos peticiones, aprobadas por la Junta de Portavoces del Senado.

El Gobierno ofreció la semana pasada la fecha del 23 de octubre para celebrar un debate con Sánchez sobre política general, pero el PP exige que primero se celebre un Pleno sobre la tesis y luego otro más sobre inmigración. Las comparecencias en el Parlamento suelen acordarse entre las dos partes, pero ante la falta de consenso esta vez, el Ejecutivo ha comunicado este martes que el presidente no acudirá al Senado. Se ampara en que el Reglamento no le obliga.

El vicepresidente primero de la Cámara Alta, Pedro Sanz, ha asegurado que la Mesa ha recibido “con sorpresa” la “insólita” negativa de Pedro Sánchez, “que podría calificarse como una posición de rebeldía”, así que enviará un escrito reclamando que atienda las dos solicitudes de comparecencia.

El Pleno se había previsto para el día 23 y el orden del día se fijará la semana anterior, es decir, el próximo martes 16 de octubre. La Mesa del Senado espera una respuesta para entonces.

RECURRIR AL REGLAMENTO ES “UNA EXCUSA”

Pedro Sanz ha censurado la respuesta del Gobierno y ha recordado que son varios los grupos parlamentarios que están a favor de que Sánchez comparezca, aunque no todos por la tesis doctoral, como defiende el PP, sino más bien por inmigración.

“Este es el juego democrático, las mayorías deciden le venga a uno bien o mal. Es el funcionamiento del sistema”, ha dicho el vicepresidente primero del Senado. También ha censurado que el Gobierno se ampare en el silencio del Reglamento sobre las comparecencias del presidente, lo que a su juicio es “una excusa que no tiene ningún rigor”.

Al margen del enfrentamiento institucional, Pedro Sanz ha apuntado también que “algo no cuadra” cuando el presidente se resiste a explicar su tesis doctoral, da idea en su opinión de que “es por algo”. “No se atreve a venir”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.