Foto: Reuters

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, ha reconocido este miércoles que el caso del periodista saudí asesinado Yamal Jashogi es “doloroso” y ha prometido que “la justicia prevalecerá”.

En sus primeras declaraciones públicas sobre el asesinado del periodista en el consulado saudí en Estambul el pasado 2 de octubre, el príncipe Mohamed ha asegurado que todos los culpables serán castigados y que Arabia Saudí y Turquía trabajarán juntas para “lograr resultados”.

En este sentido, ha asegurado que no habrá ninguna disputa con Turquía mientras su padre, el rey Salmán, siga en el trono, el sea príncipe heredero y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, siga en el cargo.

El príncipe Mohamed está en el punto de mira por la implicación de varias personas de su círculo más cercano en el asesinato de Jashogi. Según la versión oficial ofrecida por Riad, el objetivo del comando saudí que viajó al consulado en Estambul era convencer al periodista, que vivía exiliado en Washington, de que regresara al reino pero se produjo una pelea y este murió durante la misma.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.