HOSPITAL JOSEP TRUETA DE GIRONA

El Hospital Josep Trueta de Girona realiza cirugía de mapeo cerebral con el paciente despierto, un procedimiento que se utiliza para tumores cerebrales y otras patologías y que permite identificar qué partes del cerebro pueden intervenirse y cuáles no, en el que el paciente colabora con el equipo médico durante gran parte de la operación.

En un comunicado este jueves, el centro ha explicado que prevé realizarlo entre ocho y diez veces al año, retomándolo en su práctica rutinaria al haber formado a dos profesionales, y después de haber realizado una operación de este tipo hace seis años, con apoyo de profesionales de otros centros.

En septiembre de este años estos profesionales realizaron la primera operación, en la que participaron expertos en neurocirugía, neurología, anestesia y enfermería, y durante más de cinco horas intervinieron a un paciente con un tumor cerebral, que pudieron extirpar ampliamente.

Tras anestesiar al paciente, los neurocirujanos abren el cráneo y los anestesiólogos lo despiertan con un reajuste de los fármacos que le permite estar tranquilo y sin dolor, y los médicos van estimulando diferentes partes del cerebro a través de un aparato de impulsos eléctricos.

Mientras, el neuropsicólogo realiza al paciente tests de lenguaje y comprensión, haciendo que hable y reconozca imágenes, por ejemplo, y a partir de las respuestas los médicos señalizan las áreas del cerebro que pueden intervenirse y las que no pueden tocarse, en un procedimiento conocido como mapeo.

Este proceso permite estimular y localizar regiones cerebrales motoras, sensitivas y de lenguaje, y además de operar tumores cerebrales –ya sean benignos o malignos–, también puede realizarse en patologías como malformaciones vasculares cerebrales.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.