Imagen de archivo

El Ayuntamiento de Palma acudirá a la vía judicial si los vecinos del bloque VIII de Camp Redó no desalojan voluntariamente el edificio en cinco días hábiles.

Así lo ha manifestado el regidor de Urbanismo, José Hila, en declaraciones a los medios, quien ha asegurado que la prioridad es que no haya nadie dentro de las casas en esas condiciones.

Respecto a la reclamación de los afectados para que les den otra casa, el regidor ha explicado que hay familias en la misma situación que llevan más tiempo esperando una vivienda. “Hay muchas familias en Palma que tiene tanta o más necesidad de tener una casa”, ha reiterado.

“Lo primero es sacar a las personas pero no se puede que a cada persona que ha ido a ‘okupar’ se le dé un piso. El Ayuntamiento actuará con responsabilidad”, ha defendido.
Entre otros, Hila ha explicado que se les ha ofrecido ayudas para pagar el alquiler o se les ha propuesto ir a SAM Familias. En cuanto a las viviendas sociales el regidor ha indicado que “hay algunas destrozadas y cuando estén listas se irán entregando porque hay lista de espera”.

SAM FAMILIA

Por su parte, la regidora de Bienestar y Derechos Sociales, Mercè Borràs, ha asegurado que Cort está “al servicio de la ciudadanía y de las personas más vulnerables”.

Respecto a el servicio de acogida municipal SAM Familias, ha comentado que se trata de un servicio temporal y que se cumple con un orden de llegada y necesidad. “No se puede ceder a las presiones mediáticas. No quien tiene más voz tiene que ser atendido primero”, ha dicho.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.