Foto: Reuters

Un juez federal argentino ha elevado a juicio oral la causa abierta contra la expresidenta Cristina Fernández y sus hijos, Florencia y Máximo Kirchner, por el caso ‘Los Sauces’, en el que se investiga una presunta asociación ilícita para blanquear sobornos de empresarios.

Los investigadores sospechan que la trama, en la que la expresidenta figura como responsable, simulaba contratos de alquiler de propiedades a empresarios beneficiados con obra pública. Según el juez Julián Ercolini, mantuvieron entre enero de 2009 y marzo de 2016 un “esquema de reciclaje de fondos de origen ilícito”, informa el diario ‘La Nación’.

En concreto, se sospecha que firmas de dos grandes grupos –Baez e Indalo– pagaban a través de falsos contratos favores obtenidos del Gobierno kirchnerista. Los dos empresarios que más figuran en los papeles de la supuesta inmobiliaria, Cristóbal López y Lázaro Báez, están ya detenidos y se sentarán también en el banquillo por este caso.

La expresidenta, ahora senadora, tiene abiertas un total de seis causas judiciales, de las cuales varias ya han sido elevadas a juicio oral. Fernández de Kirchner ha denunciado que, desde que abandonó la Presidencia a finales de 2015, el Gobierno de Mauricio Macri ha emprendido una persecución judicial contra ella.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.