La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, ha afirmado este martes que el aviso de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) declarando el nivel rojo de riesgo el 9 de octubre “llegó tarde” -en concreto, una hora después de que el Govern activara el Plan Inunbal 2-, por lo que ha defendido la necesidad de impulsar una Ley de Emergencias y mejorar la capacidad de predicción meteorológica, entre otras medidas.

Así lo ha indicado Cladera ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos, donde ha comparecido a iniciativa propia para explicar la gestión pública de las inundaciones. Según ha señalado, a las 21.00 horas de ese día el Govern ya había movilizado un contingente de 200 efectivos sobre la zona afectada.

MEJORAS EN LA AEMET

La consellera ha remarcado que “lo primero que hay que exigir es la mejora de la capacidad de predicción meteorológica en Baleares”. La responsable de Hacienda ha subrayado que “la ausencia de información previa” fue “un elemento clave”.

Cladera ha concretado esto en modelos de previsión “con mayor definición” y en una ampliación de la red de estaciones meteorológicas, “sobre todo en zonas con especial riesgo de inundación como Sant Llorenç”.

Para ello, el Govern se reunirá próximamente con el Secretario de Estado de Medio Ambiente para revisar el protocolo de actuaciones y plantear cambios. “El Govern está abierto a colaborar con la Aemet para seguir este camino de mejora”, ha apuntado la consellera.

LEY DE EMERGENCIAS

Durante su comparecencia, la consellera ha planteado la creación de una Agencia Balear de Emergencias, para lo que sería necesario impulsar una Ley de Emergencias “como se ha hecho en otras comunidades autónomas”.

Igualmente, Cladera ha abogado por renovar los planes especiales de emergencias -el Plan Inunbal se regula por un decreto de 2005 y el Meteobal es de 2006-, y elaborar un Mapa integral de Riesgos en Baleares.

Otras mejoras necesarias a juicio de Cladera afectan a la red de intercomunicación de los operativos de emergencias (TetraIB) y la actualización del sistema informático de gestión de emergencias (el CAD), que data de 1995.

Finalmente, Cladera ha anunciado que el Govern apoyará a los municipios en la redacción de planes municipales de emergencias, que actualmente tienen “muy pocos municipios” (Palma, Alcúdia, Sant Llorenç y Llucmajor), y ha apostado también por nuevos sistemas de avisos a la población.

Además, la consellera ha avanzado que convocará una reunión de todos los organismos involucrados en la gestión del Plan Inunbal para elaborar un informe definitivo de todo el operativo.

EL TORRENTE LLEGÓ A 100 METROS DE ANCHURA EN ALGUNOS PUNTOS

La consellera ha detallado el desarrollo de los acontecimientos la tarde del 9 de octubre, cuando las intensas lluvias provocaron inundaciones en la Comarca de Llevant, especialmente en el municipio de Sant Llorenç.

Fue en esta localidad donde se produjo la crecida del agua, ya que en esta zona se juntan el torrente de Sa Blanquera y el de Ses Planes. Según imágenes obtenidas por satélite el torrente llegó a superar los 100 metros o los dos metros de altura en algunos puntos.

Según el informe preliminar de las actuaciones del Plan Inunbal, el área afectada supera las 100 hectáreas de los términos de Sant Llorenç, Artà y Manacor, con una carga de población de 9.000 personas.

LA PRIMERA LLAMADA SE PRODUJO A LAS 18.31 HORAS

La tarde del 9 de octubre el operativo del 112 contaba con cinco operadores y un jefe de sala y la Unidad Operativa de Emergencias tenía de guardia un jefe y dos técnicos, el personal necesario “para dar respuesta a una situación de alerta amarilla” como la que estaba entonces vigente desde hacía dos días.

La primera comunicación de una incidencia en la zona fue un aviso sobre una inundación en un inmueble, llamada que entró en el sistema del 112 a las 18.31 horas. A las 18.56 horas, Aemet elevó el aviso de amarillo a naranja por fenómenos observados, es decir, precipitaciones que ya estaban cayendo en la zona afectada.

Cladera ha explicado los pasos que fue dando la administración, con la elevación al Índice de Gravedad 1 del Plan Meteobal, el envío de efectivos a la zona, el corte de carreteras por parte de la Guardia Civil, la constitución del Puesto de Mando Avanzado y los primeros contactos con el responsable del batallón de la Unidad Militar de Emergencias para Baleares.

Los incidentes fueron incrementándose y a las 21.00 horas, el 112 había atendido 111 incidentes, 66 de ellos en Sant Llorenç. Entre las 15.00 y las 23.00 horas, el 112 recibió 2.178 llamadas, y en el turno de noche se recibieron otras 636.

La Dirección General de Emergencias e Interior declaró el Plan Inunbal en el nivel 2 a las 21.07 y en ese momento asumió el mando el jefe de operaciones de emergencias, Joan Pol. El boletín de Aemet informando de fenómenos observados de nivel rojo por lluvias llegó a las 22.26 horas.

SE HALLARON CINCO VÍCTIMAS MORTALES LA PRIMERA NOCHE

Durante la noche se hallaron los cuerpos de cinco víctimas mortales; la primera fue confirmada por la Guardia Civil a las 22.42 horas, encontrada en su casa en Sant Llorenç. Igualmente, fueron atendidas tres personas heridas.

Además, en estas primeras horas ya se denunció la desaparición de seis personas, cuya localización fue el principal objetivo del operativo los días siguientes.

De media, el operativo contó con unos 600 efectivos de 28 organismos diferentes mientras estuvo activado el nivel 2 del Plan Inunbal, que fue rebajado a nivel cero el pasado viernes.

Las tareas de limpieza de residuos, barro y objetos arrastrados por el agua han recogido cerca de 5.000 toneladas de material. Además, durante la vigencia del Inunbal se han retirado 359 vehículos de calles y torrentes y esta semana se prevén extraer más del mar en S’Illot.

En las tareas de limpieza han participado más de 2.000 voluntarios civiles.

Las inundaciones que se produjeron hace quince días dejaron un balance de 13 víctimas mortales, entre ellas un menor. Las primeras estimaciones económicas por parte del Govern sobre los costes de reparación alcanzan los 91 millones de euros.

EL PI CRITICA QUE SE CULPE A LA AEMET

Durante el turno de intervención de los grupos, el portavoz del PI, Jaume Font, ha lamentado las alusiones a Aemet. “Estoy cansado de escuchar que la culpa de Aemet”, ha declarado, al tiempo que ha aplaudido que este organismo “reconozca que no actuó con la celeridad que tocaba”.

Font ha sostenido que ha quedado probado que se podía actuar antes del aviso rojo de Aemet y ha defendido que se pueda hacer un “despacho automático” de efectivos aunque pueda tratarse de una falsa alarma.

Por su parte, la diputada del PP Núria Riera ha realizado diferentes preguntas a la consellera sobre la cronología expuesta y ha trasladado al Govern su intención de “estar juntos para ver lo que se puede mejorar”.

Desde Cs, el portavoz, Xavier Pericay, ha hecho hincapié en la necesidad de “mejorar el aviso a los ciudadanos” ya que tuvieron una “comunicación dispersa a través de las redes sociales”. Igualmente, Pericay ha recalcado que “existen mecanismos de detección del caudal del agua” y ha planteado si es conveniente que Baleares disponga de ellos.

Por parte de Podemos, el portavoz, Alberto Jarabo, se ha interesado por si desde la crisis se han producido reducciones presupuestarias en Aemet.

Finalmente, el portavoz de MÉS per Mallorca, Josep Ferrà, ha pedido a Cladera si algún cargo del Govern se ha opuesto en algún momento a la presencia de un destacamento de la UME en Baleares -a lo que ha contestado que no- y el portavoz del PSIB, Andreu Alcover, ha defendido que si estas inundaciones no se podían prever “las actuaciones del operativo fueron como mínimo correctas” y en su opinión, “impecables”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.