Foto: Reuters

Los espías chinos a menudo escuchan las llamadas que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, realiza con su teléfono móvil, y Pekín usa la información que obtiene para influir en la política de Estados Unidos, según ha señalado el diario estadounidense ‘The New York Times’, citando a funcionarios estadounidenses.

Los asesores de Trump han advertido al mandatario en reiteradas ocasiones de que sus llamadas a teléfonos móviles no son seguras y que los espías rusos escuchan a escondidas las conversaciones, pero aseguran que Trump aún así se niega a entregar sus teléfonos móviles, según el diario.

Los funcionarios han afirmado que las agencias de espionaje estadounidenses han averiguado mediante personas en gobiernos extranjeros e interceptando comunicaciones de funcionarios extranjeros, que China y Rusia escuchan las llamadas de Trump.

China trata de interceptar las llamadas para determinar lo que piensa Trump, a quién escucha y la mejor manera de influir sobre él, según el ‘New York Times’, citando a los funcionarios.

En concreto, Pekín está tratando de usar la información que obtiene para evitar que la actual guerra comercial entre los dos países se intensifique aún más, según el diario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.