SKY RACING TEAM VR46

El piloto italiano de Moto3 Nicolò Bulega (KTM) no participará este fin de semana en el Gran Premio de Japón, decimosexta prueba del Mundial que se disputa en el Circuito de Motegi, después de sufrir un accidente doméstico que le ha obligado a pasar por quirófano para reparar algunos tendones de la mano derecha, ha confirmado este lunes su equipo, el Sky Racing Team VR46.

“Debido a un accidente doméstico y la posterior cirugía para corregir algunos tendones de la mano derecha y tras ponerse de acuerdo con el personal médico para facilitar el proceso de recuperación, Nicolò Bulega se ve obligado a perderse el Gran Premio de Japón y probablemente también el de Australia”, señaló el equipo propiedad de Valentino Rossi en un comunicado. Además, confirmó que el joven piloto italiano Celestino Vietti Ramus, que competirá el próximo año en Moto3, le reemplazará en Motegi.

“Desgraciadamente, debido a una lesión doméstica, me vi obligado a someterme a una operación para reparar algunos tendones de la mano. Para evitar complicaciones y recuperarme rápidamente, los médicos me sugirieron que me perdiera la carrera en Motegi y probablemente también en Australia. Es una verdadera pena, porque en Tailandia terminamos el fin de semana de manera positiva con un séptimo puesto como resultado final; las sensaciones fueron buenas. Buena suerte a Celestino para su debut en el Campeonato, será una experiencia extraordinaria”, indicó Bulega.

Por su parte, Vietti Ramus reconoció que sustituir a un piloto lesionado siempre deja “algo amargo en la boca” y deseó que se recuperase “lo antes posible”. “Sin embargo, esta es una gran oportunidad para familiarizarme con el equipo y con una de esas pistas que son desconocidas. Me espera mucho trabajo, será un desafío y trabajaré para obtener la mayor experiencia posible”, explicó.

Por último, el Team Manager del equipo, Pablo Nieto, deseó “buena suerte” a Bulega en su recuperación, y espera que Vietti Ramus empiece a ganar “confianza en el nuevo Campeonato y el equipo”. “En Tailandia fue un domingo muy especial: dos carreras bonitas, un histórico 1-2 en Moto2, un podio inesperado pero muy deseado en Moto3 y una gran carrera para Nicolò. Estoy orgulloso de nuestros pilotos y aún más de todo el equipo que trabaja detrás de ellos. Nos esperan tres pistas difíciles, especiales y bonitas. Tenemos que continuar en esta dirección y no dejar nada al azar”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.