EP

Belén Esteban no puede ocultar su emoción, los planes para su boda para el próximo 22 de junio continúan viento en popa y no hay nadie que los vaya a pasar.

El juicio de la colaboradora de Sálvame contra el amigo de su exmarido Fran Álvarez por unas grabaciones ilegales se ha pospuesto para el próximo 5 de junio, lo que podía suponer que la fecha de la boda se posponga, pero nada más lejos de la realidad y Belén no ha tardado en negarlo.

Belén se ha reído ante la pregunta de los reporteros sobre el posible cambio, negando con la cabeza, y solo ha roto su silencio para declarar que: “yo soy la denunciante, por unas grabaciones que me grabaron, un supuesto amigo mío. No tengo nada que decir, cada uno sabemos lo que hemos hecho”, defiende.

Y es que Belén ha querido dejar claro que la ilusión de su vida es casarse con su pareja, Miguel, y parece que nada ni nadie va a prohibirle que se suba al altar el próximo 22 de junio en una finca de Alcalá de Henares rodeada de sus amigos, familia y compañeros de Telecinco.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.