La Policía Local detuvo la pasada semana a un hombre en Palma por herir a su pareja con unas unas tijeras tras una riña por una cuestión de celos.

Los hechos ocurrieron sobre las 23:25 horas del día 11 cuando un matrimonio avisó a la policía de que habían oído gritos entre una pareja y que, al finalizar los mismos, continuaban oyendo los sollozos y lamentos de la mujer.

Los agentes se desplazaron de inmediato al piso del matrimonio y tras seleccionar varios pisos donde podrían haber sucedido los hechos, requirieron refuerzos a fin de poder localizar rápidamente la vivienda.

Finalmente se localizó una casa con la puerta abierta. Los agentes escucharon a la mujer en el interior por lo que, tras identificarse varias veces desde la puerta como policías y avisar de que iban a entrar, así lo hicieron.

Una vez en el interior, dieron con la mujer, de 36 años, quien presentaba varios cortes en las manos y, debido a ello, abundantes manchas de sangre en la ropa.

La víctima explicó que su marido era muy posesivo y controlador y que ese día había abandonado el trabajo un poco antes, lo que había provocado una discusión con su pareja y que había subido de tono hasta el punto de que él cogió unas tijeras y la atacó.

El hombre, por su parte, dio una versión completamente diferente de lo ocurrido y aseguró que las discusiones eran constantes y que el agredido siempre era él.

Sin embargo, el hecho de que él nunca hubiera presentado una denuncia; que la versión de la mujer sobre como habían pasado los hechos era sólida y que quien presentaba las heridas era ella, supuso la detención del marido.

Además, la víctima también explicó que la obligaba a tener sexo y que, de hecho, se quedó embarazada en una ocasión de forma no deseada. Cuando se decidió a abortar, explicó, su marido ya tuvo problemas graves con el médico que la atendía.

Al la mujer se le ofreció ser trasladada hasta un centro hospitalario y ponerse en manos del servicio de atención a las víctimas de violencia de género pero se negó a ambas cosas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.