La Conselleria de Salud, el Servicio de Salud y la Gerencia del 061 han condenado enérgicamente la agresión sufrida por un técnico del 061 en la noche del viernes cuando los sanitarios atendían a un paciente dentro la ambulancia a Punta Ballena (Magalluf).

Los hechos tuvieron lugar sobre las 21:30 horas cuando el herido, que se hallaba en estado ebrio, era atendido en la ambulancia de una herida en la cabeza que acababa de sufrir  tras ser atropellado.

En un momento determinado, y ante la policía, insultó y agredió al técnico cogiéndolo por el cuello y asestándole un fuerte golpe en el pecho. La policía actuó en la ambulancia para reducir el paciente que estaba muy agitado.

La Conselleria de Salud, el Servicio de Salud y la Gerencia del 061 han condenado el hecho y “cualquier agresión, verbal o física, a los profesionales del sistema sanitario público”.

El Servicio de Salud ha activado el protocolo previsto para estos casos, ofreciendo asistencia sanitaria y apoyo jurídico y psicológico al profesional afectado ya que, desde la reforma del Código penal (marzo de 2015), el personal del sistema sanitario público es considerado “autoridad pública”, y prevé una pena de hasta cuatro años de prisión para el agresor.

El Servicio de Salud exigirá el máximo rigor en la aplicación de la ley.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.