Un avión de la compañía Eurowings que ha despegado esta madrugada del aeropuerto de Son Sant Joan, se ha visto obligado a cancelar su travesía en pleno vuelo y volver a Palma.

Las primeras informaciones, confirmadas desde el aeropuerto, hablaban de que el motivo había sido el choque de unas aves contra una de las alas y que había afectado al motor.

Sin embargo, y a medida que han pasado las horas, desde la propia compañía han informado que la razón había sido un impacto contra una liebre en el momento del despegue y que había afectado a uno de los motores.

Así, los pilotos decidieron suspender el vuelo y volver a aterrizar para llevar a cabo las comprobaciones necesarias a fin de evitar problemas.

La revisión, han explicado a Crónica Balear, se alargó más de los esperado por lo que, finalmente, se decidió anular el vuelo (número 6814 y con 174 personas a bordo -entre pasajeros y tripulación-) por un tema relativo a los horarios de vuelo de los pilotos.

Hay que recordar que el avión despegó de Son Sant Joan sobre las 00:20 horas con destino a Núremberg pero a los pocos minutos, el piloto avisó a la torre de control de Palma de que cancelaban el vuelo y volvían.

En el aeropuerto, mientras tanto, se activó el protocolo de actuación dispuesto para este tipo de emergencias de tal forma que los bomberos se apostaron en los límites de la pista a la espera de la llegada del avión, cosa que ocurrió unos pocos minutos después.

Finalmente, el avión tomo tierra sobre las 00:40 con total normalidad y no hubo que lamentar ningún herido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.