Siete heridos graves es el trágico balance de un accidente que ha tenido lugar frente a la base militar del Puig Major y en el que se han visto implicados dos vehículos.

El accidente se ha producido sobre las 19:30 horas cuando el conductor de uno de los coches en el que iban cinco jóvenes (todos de poco más de veinte años), ha perdido el control al salir de una curva y, tras invadir el carril contrario, ha chocado frontalmente contra otro vehículo de alquiler en el que circulaba una pareja de turistas polacos.

Los primeros en auxiliar a los heridos han sido los propios militares de la base que al oír el estruendo provocado por la colisión han salido para interesarse por lo ocurrido. Al ver que los vehículos humeaban, lo primero que han hecho ha sido armarse de extintores por si acababan ardiendo, cosa que no ha sucedido.

Otros coches que pasaban en ese momento por el lugar se han ido deteniendo para prestar ayuda a los heridos. La suerte ha querido que en uno de esos vehículos hubiera un enfermero extranjero al que se ha sumado, a los pocos minutos, una enfermera española y ambos han prestado los primeros auxilios a las víctimas mientras se daba aviso a los servicios de Emergencias.

Mientras tanto, los militares han aportado diverso material médico con el que cuentan para uso propio en la base.

A los pocos minutos se han personado en el lugar cinco ambulancias y dos patrullas de la Guardia Civil de Tráfico .

Los heridos han sido atendidos sobre el lugar por el personal sanitario desplazado y luego han sido derivados a diversos centros hospitalarios, todos ellos con heridas de pronóstico grave de diverso grado.

La carretera ha permanecido cortada durante más de tres horas. Una brigada de carreteras del Consell se ha encargado de la limpieza de la vía.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.