La Policía Local de Palma ha sancionado a un total de 1017 automóviles de alquiler por encontrarse estacionados en vía pública sin estar alquilados, una práctica que no está permitida según recoge el artículo 85 de la ordenanza municipal de circulación.

La calle en la que más vehículos se han denunciado ha sido Gabriel Maura done los coches de alquiler ocupaban entre 24 y 25 metros de vía pública generando un problema a los residentes de la zona. En total, en esta calle se han interpuesto 481 denuncias.

La Policía Local continúa así con la campaña que empezó el pasado 1 de junio en las calles Caravel·la, Manuela de los Herreros y Bergantí y que el primer día se saldó con el levantamiento de 40 actas a vehículos estacionados que no estaban alquilados.

Se detectaron entonces tres tipos de infracciones: estacionar en vía pública sin conductor contratado; no exhibir en un lugar visible el contrato de alquiler y no colocar los datos de la empresa de alquiler para poder identificar que es un vehículo de rent a car.  Las sanciones oscilan entre los 60 y 90 euros por vehículo estacionado.

Durante la campaña se ha detectado que en algunas calles los coches estacionados han ido disminuyendo ante las denuncias realizadas mientras que en otras vías han ido aumentado, elevando el número de actuaciones y denuncias que interponía la Policía Local.

La Policía Local recogió las  quejas vecinales el pasado mes de mayo, dónde  vecinos de la zona de Can Pastilla manifestaban los problemas que tenían los residentes por el gran número de vehículos de alquiler estacionados en la vía pública. Los agentes realizaron las respectivas comprobaciones y verificaron que la problemática era importante y no únicamente en esa zona ya que, según se pudo comprobar, estos casos se producían desde el Polígono de Son Castelló o Paseo Marítimo hasta Can Pastilla y Playa de Palma.

En algunas ocasiones se detectaban casos de competencia desleal entre casas de alquiler, ya que las compañías que tienen sus vehículos en aparcamientos privados ven como no están en las mismas condiciones que aquellas que utilizan la vía pública para estacionar los coches no alquilados.

Comprobación de contratos

Los agentes compraron los contratos de alquiler que exhibían los automóviles, ya que algunas compañías exhibían contratos inexistentes o con datos no recientes  para poder seguir ocupando espacio en la vía pública sin ser sancionados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.