Las afecciones más comunes en los pies tras el verano son el contagio por papilomas y hongos, segun el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana (ICOPCV).

Los expertos explican que aunque un papiloma se puede aparecer durante todo el año, las posibilidades se incrementan en verano por pasar más tiempo descalzos tanto en espacios públicos como en casa, siendo más frecuente en el caso de los niños.

Para que se de el contagio por papilomas deben darse dos factores: caminar descalzo y que la persona sufra una bajada de defensas y, por tanto, que su sistema inmunológico no pueda hacer frente a la infección.

El Colegio de Podólogos recomienda algunas medidas para evitar infecciones por hongos o papilomas como limpiar con lejía la bañera o ducha y dejarla actuar durante al menos 30 minutos tras el baño, usar una toalla para los pies y otra para el cuerpo y no compartir nunca alfombrillas al salir de la ducha, tratar y curar cualquier lesión o herida en los pies porque son puertas de entrada para el virus, no intercambiar zapatillas, calcetines o chanclas y no caminar descalzos, sobre todo en lugares públicos como piscinas.

Además, recomienda una revisión por parte de un especialista antes de volver a utilizar el calzado cerrado para descartar la aparición de algún tipo de contagio por hongos o verrugas plantares y, en caso afirmativo, poder detener su propagación así como aplicar el tratamiento más adecuado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.