La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma juzgará el próximo martes 2 de octubre a un hombre de 44 años por cometer un delito contra la salud pública al traficar con estupefacientes.

Según el escrito de acusación, los clientes acudían al domicilio del acusado en Palma para comprar resina de cannabis y anfetamina, entre otros.

En noviembre de 2016, se establecieron varios dispositivos de vigilancia frente a la casa del detenido y los agentes pudieron observar cómo varias personas entraban en la misma y salían tras haber adquirido estupefacientes.

Como resultado, los agentes procedieron a la entrada y registro del domicilio e intervinieron una caja de cartón con cannabis y otras sustancias estupefacientes.

Por todo ello, la Fiscalía pide una pena de 4 años de cárcel y una multa de 250 euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.