La delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, acompañada del jefe superior de la Policía Nacional, Antonio Jarabo, y del director del Aeropuerto de Palma de Mallorca, José Antonio Álvarez, ha presentado este jueves el nuevo sistema de control automático de pasaportes que se ha instalado en el Aeropuerto de Palma.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en Baleares en un comunicado, este sistema se ha instalado tanto en la zona de salidas como en la de llegadas y permite agilizar el paso de fronteras para ciudadanos de la Unión Europea y evitar las colas y el tiempo de espera.

Asimismo, Sánchez ha destacado la “eficacia y seguridad” del nuevo sistema, gracias a la colaboración de Aena, el Aeropuerto de Palma de Mallorca, el Ministerio del Interior y la Jefatura de Policía en Baleares.

El nuevo sistema está compuesto por unas exclusas, una pantalla, un verificador de documento y huella, y una cámara. El sistema efectúa de manera inmediata la verificación documental junto con una comprobación biométrica facial y/o dactilar de la persona y se conecta con las bases de datos del Cuerpo Nacional de Policía.

Este sistema puede ser utilizado por todos aquellos pasajeros mayores de 18 años, que posean DNI o pasaporte electrónico y sean residentes en un país perteneciente al espacio Schengen, Reino Unido, Irlanda, Bulgaria y Chipre.

En el Aeropuerto de Palma de Mallorca se han instalado 80 equipos: 40 en la zona de llegadas y 40 en la de salidas, así como 6 casetas dobles para la supervisión del control por ABC, y 12 casetas dobles para el control manual de pasaportes.

Con este sistema automático el tiempo medio de verificación del pasaporte por pasajero ha pasado a ser de unos 15 segundos, por lo que se evitan las colas y se aumenta la seguridad.

INVERSIONES

Aena ha invertido un total de 10.383.800 euros en la instalación de los equipos automáticos y en las obras de adecuación, tanto en el flujo de salidas como de llegadas, destinadas a incrementar el espacio destinado al control de pasaportes.

También ha contratado un servicio con auxiliares de apoyo para ofrecer ayuda a los pasajeros en su paso por el control de pasaportes, con un gasto anual de 1,3 millones de euros.

Por parte de la Policía Nacional se ha incrementado el ancho de banda de la conexión del aeropuerto con la base de datos de Cuerpo Nacional de Policía situada en El Escorial, con el objetivo de reducir el tiempo de proceso con cada pasajero.

La delegada del Gobierno ha agradecido al director del aeropuerto y al jefe superior de la Policía “su colaboración para resolver de forma eficaz un problema que se venía presentando de forma persistente en el
aeropuerto de Palma”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.