Foto: Reuters

Las autoridades filipinas han evacuado más zonas este viernes y han advertido a unos 5,2 millones de personas que se encuentran en la trayectoria del potente tifón ‘Mangkhut’ de que permanezcan en casa, mientras el país se prepara para intensas lluvias y daños en infraestructuras y cosechas.

El supertifón ‘Mangkhut’ está previsto que llegue al extremo norte de Filipinas a primera hora del sábado, con vientos de hasta 205 kilómetros por hora, y ráfagas de hasta 255 kilómetros por hora, que ha mantenido desde que golpeó Micronesia esta semana.

Más de 9.000 personas han sido trasladadas a refugios temporales ante la llegada del tifón, que en Filipinas ha sido bautizado como ‘Ompong’, a las provincias de Cagayan e Isabela, ambas productores de arroz y maíz, donde se prevé que toque tierra el sábado al amanecer. Los meteorólogos han advertido de crecidas de hasta seis metros de altura en las localidades costeras al paso del tifón.

Así las cosas, se están preparando equipos de rescate adicionales en caso de que los primeros tengan problemas, y las autoridades han indicado que miles de personas más podrían ser evacuadas.

“Mi llamamiento es que tenemos que escuchar el consejo de las autoridades. Permaneced en casa”, ha señalado el asesor presidencial Francis Tolentino, principal coordinador del Gobierno de la respuesta frente a desastres.

La tormenta ha cobrado velocidad este viernes y a mediodía se situaba a unos 450 kilómetros al este de Filipinas. La capital, Manila, y más de tres decenas de provincias del norte y el centro del país ha sido puestas bajo alerta de tormenta. Las clases han sido suspendidas y las oficinas gubernamentales han cerrado antes en más de 600 lugares, mientras que el personal militar, médico y de emergencia está preparado.

Según los guardacostas, unos 5.000 pasajeros están varados en varios puertos por la llegada del tifón, que está previsto que a continuación se dirija hacia el sur de China y Vietnam.

Las autoridades están tomando precauciones adicionales con el tifón ‘Haiyan’ en mente. Dicho tifón, que devastó la parte central del archipiélago en 2013, dejó 6.300 muertos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.