Foto: Reuters

La secretaria general de ERC, Marta Rovira, que se encuentra huida en Suiza ha afirmado que el referéndum del 1-O de 2017 fue un “punto de no retorno” de Cataluña hacia su independencia, pero ha añadido que el soberanismo debe ampliar los consensos si quiere seguir avanzando.

En un artículo en la web de ERC recogido por Europa Press, ha reivindicado que la votación de hace un año ha generado la conciencia de que la independencia es posible: “No hay retorno posible, solo podemos hacer que avanzar en este camino de la soberanía democrática”.

Ha defendido que aquella jornada tuvo dos caras: la de la valentía, el orgullo y la complicidad para defender las urnas y los colegios, y la de la “violencia, miedo, decepción e indignación” que generó el Estado con las cargas policiales.

Actualmente en Suiza, donde se fue para no comparecer ante el Tribunal Supremo, Rovira concluye que el 1-O fue un punto de no retorno también porque “el Gobierno español actuó haciendo uso de la violencia de forma desproporcionada”.

Añade, además, que el diálogo con el nuevo Gobierno central no se ha demostrado fructífero hasta la fecha y considera que no será posible hasta que ponga fin a “la represión” contra los presos soberanistas y líderes que residen en el extranjero.

Sin embargo, ha apuntado que la independencia no se completó y que solo será posible seguir avanzando hacia ella si se generan “grandes consensos” en Catalunya sobre el camino que hay que seguir recorriendo.

En este sentido, ha reivindicado el ‘paro de país’ que hubo el 3 de octubre de 2017, dos días después de la votación, porque logró sumar aún más apoyos transversales y movilizar a más gente que el 1 de octubre, a su juicio.

“Si el 1-O es una lección de país, el 3-O es el horizonte. Para dar el próximo paso, es necesario que el consenso sea capaz de interpelar y representar a la gran transversalidad y diversidad de nuestra sociedad que el 3-O también salió a manifestarse”, concluye.

Así, para la secretaria general de ERC el 1-O es una fecha clave que hay que reivindicar, pero sin olvidar que dos días más tarde aquel paro, el 3-O, logró interpelar a más personas que la votación, según sus cálculos.

CAUSA JUDICIAL

Ha criticado el proceso judicial contra los presos y contra los líderes que, como ella, están en el extranjero: “Este juicio es una causa general contra el independentismo, pero también lo será contra la libertad de expresión y los derechos civiles y políticos”.

Ha pedido que la reacción a este escenario sea “la de la razón y la movilización política”, y ha pronosticado que, si se logra responder en estos términos, el movimiento soberanista tendrá más legitimidad que nadie.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.