La bandera roja vuelve a ondear en las playas de Can Pere Antoni y Ciutat Jardí después de que las lluvias de este sábado provocasen nuevos vertidos de aguas mixtas (pluviales y residuales).

Según ha confirmado este domingo el Ayuntamiento de Palma en un comunicado, las intensas lluvias registradas durante la tarde de este sábado han provocado vertidos en la estación impulsora de Es Baluard y en el torrente Gros.

Así, las dos playas permanecerán durante el día cerradas por precaución, a la espera de los resultados de las analíticas de las muestras de agua.

Se trata de la sexta vez que el Ayuntamiento se ha visto en la necesidad de cerrar alguna playa de Palma por vertidos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.