A medida que pasan las horas se van conociendo nuevos detalles sobre lo ocurrido en la Playa de Palma esta madrugada donde un hombre ha recibido un disparo de la policía en una pierna tras haber apuñalado, minutos antes, a una pareja de alemanes.

Los hechos han comenzado sobre la una de la madrugada cuando los Servicios de Emergencia han recibido aviso de que dos hombres, de nacionalidad alemana, se encontraban heridos en la calle Llaüt (a la altura del Hotel Playa Golf) tras haber sido apuñalados.

Varias patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional (así como tres ambulancias) se han dirigido al lugar y han comenzado la búsqueda del agresor mientras se atendía a los dos heridos.

El presunto agresor ha sido localizado en la calle Misión de San Diego. En sus manos esgrimía un arma blanca y ha comenzado a gritar a los agentes (al parecer, en árabe) mientras les amenazaba con el arma. Los policías han intentado que depusiera su actitud aunque sin éxito. Así, un Policía Local ha hecho un disparo al aire pero el individuo no dejaba de reírse y amenazar a los agentes y sin desprenderse del arma por lo que otro agente -este de la Policía Nacional- ha efectuado un segundo disparo, que le ha alcanzado en una pierna.

Tras ello, el agresor ha caído y ha sido en ese momento cuando varios agentes se han lanzado sobre él y han logrado reducirle.

La situación ha provocado un gran despliegue de patrullas en la zona (tanto de policías locales como nacionales), que han procedido a precintar la calle mientras se atendía a los heridos. Por su parte, la Policía Nacional ha desplegado la Unidad de Intervención Policial (la UIP) por si su intervención resultaba necesaria en algún momento.

Según ha explicado un testigo a Crónica Balear, el apuñalamiento de los dos turistas ha sido “sin motivo alguno” y se ha producido en la misma calle donde ha resultado herido el agresor es decir, en Misión de San Diego, pero que la pareja ha logrado huir y llegar hasta la calle Llaüt, donde han sido localizados.

Los dos alemanes (de 27 y 46 años) han sido trasladados hasta Son Espases sin que pudieran dar su versión de lo ocurrido. Uno de ellos se halla en estado muy grave pues tiene una herida en el pecho que le ha afectado el corazón, mientras que el otro tiene una herida en la espalda.

Las primeras hipótesis apuntaban al racismo como causa del suceso

Sin embargo, y a medida que ha ido avanzado la investigación, la principal hipótesis para explicar lo ocurrido apuntaba a una cuestión de racismo ya que los dos alemanes heridos son miembros de la banda Hells Angels y habrían agredido previamente a su atacante por ser de origen musulmán.

“Si hubiera tenido un Kalashnikov habría habido más muertes que en París o Barcelona”

Pero la investigación ha tomado un nuevo rumbo cuando el hombre al que ha disparado la policía se ha despertado.

Tras explicar que era libio, lo primero que ha preguntado ha sido “¿A cuantos he matado?” y al informarle de que a nadie, ha contestado “¡Fuck!” (expresión inglesa que puede traducirse por un “¡Joder!” o “¡Mierda!”)

Igualmente, y ante varios testigos, el hombre ha afirmado que la policía “tuvo mucha suerte de que no pudo usar el cuchillo. Si hubiera tenido un kalashnikov habría habido más muertes que en París o Barcelona”.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional se ha hecho cargo de las investigaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.