Foto: Reuters

La subsecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos, Rosemary DiCarlo, ha comparecido este lunes ante el Consejo de Seguridad de la ONU para explicar que se han producido avances “positivos” en cuanto a los programas nuclear y balístico de Corea del Norte, pero ha advertido de que el país “mantiene y desarrolla” estos programas.

“Hay sucesos positivos en cuanto a los programas de armamento nuclear y de misiles balísticos de la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte), pero sigue habiendo indicios de que Pyongyang continúa desarrollando esos programas”, ha afirmado DiCarlo en su intervención ante el Consejo de Seguridad en una sesión monográfica sobre Corea del Norte.

DiCarlo ha expresado su satisfacción por el anuncio por parte de Corea del Norte de que pondrá fin a los ensayos nucleares y las declaraciones del líder norcoreano, Kim Jong Un, sobre su deseo de desnuclearización de la península de Corea.

Sin embargo, ha apuntado que el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, informó en mayo de que hay indicios nucleares que podrían corresponder al funcionamiento de un reactor para la producción de plutonio, un laboratorio radioquímico y una instalación de enriquecimiento de uranio en Yongbyion.

Este mismo lunes Amano ha recordado que “las actividades nucleares del la República Democrática Popular de corea son una clara violación de las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad”. En cualquier caso, Amano expresa la disposición de la AIEA a participar en la verificación del programa nuclear si se logra un acuerdo político entre los países implicados.

EEUU APUNTA A RUSIA

También ha intervenido en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley. “El objetivo final de la comunidad internacional es una desnuclearización definitiva, completa y verificada de Corea del Norte”, ha señalado. Washington es la principal valedora de un proceso diplomático de acercamiento con Pyongyang en el que también participan otros rivales tradicionales de Corea del Norte como Japón o Corea del Sur.

Así, Haley ha aprovechado la sesión para arremeter contra Rusia. “Las pruebas ya no nos permiten creer la palabra de Rusia de que comparte este objetivo. Rusia debe demostrar ahora con hechos que comparte nuestros objetivos para Corea del Norte”, ha apuntado.

En concreto, Haley ha acusado a Rusia de “impulsar una campaña coordinada en el Consejo de Seguridad para dar cobertura a las violaciones de las sanciones, ya sean obra de rusos o de ciudadanos de otros países”. “Estados Unidos tiene pruebas consistentes de amplias violaciones rusas”, ha apostillado. Además ha citado la transferencia de petróleo desde un petrolero ruso.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, ha negado haber incumplido el régimen de sanciones y ha asegurado que el caso citado por Haley sobre la transferencia de crudo entre buques suponga una violación. “Sobre el buque ‘Patriot’: el propio grupo de expertos confirmó que no se violó el régimen de sanciones”, ha apuntado, según recoge la agencia de noticias rusa Sputnik.

Además, ha asegurado que Moscú no ha presionado a los autores de un informe de la ONU sobre el cumplimiento de las sanciones para encubrir acciones rusas –como sostiene Haley– y ha responsabilizado a Haley por el incremento de la tensión.

Por su parte, el embajador chino ante la ONU, Ma Zhaoxu, ha destacado que su país está aplicando las sanciones contra Corea del Norte y ha advertido de que la confrontación es “un callejón sin salida”. Así ha respaldado las negociaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte y ha pedido al Consejo de Seguridad mantener la unidad en este asunto. “Recurrir a la fuerza no traerá más que consecuencias desastrosas”, ha apuntado Ma.

Rusia y China plantearon la posibilidad de rebajar las sanciones impuestas a Pyongyang tras la histórica cumbre mantenida por el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente estadounidense, Doknald Trump, el pasado mes de junio en Singapur, donde ambos se comprometieron a trabajar en pro de la desnuclearización. Sin embargo, Estados Unidos defiende mantener las sanciones hasta que haya hechos concretos.

Las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad por unanimidad contra Corea del Norte en 2006 prohibían las exportaciones en sectores muy concretos para forzar una renuncia al programa nuclear y de misiles balísticos el país.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.