USTA/KENA KRUTSINGER

La tenista estadounidense Serena Williams buscará este sábado un nuevo intento de alcanzar su vigesimocuarto ‘Grand Slam’ e igualar a Margaret Court cuando le dispute el título del US Open, cuarto y último ‘Grand Slam’ de la temporada, a la joven japonesa Naomi Osaka, ante la que pretende imponer su mayor experiencia.

Un año después de dar a luz a su hija Olympia y de sufrir un parto que, según relató ella misma, le pudo costar incluso la vida, la menor de las Williams ha vuelto a recuperar su dominio en el circuito femenino y jugará su segunda final consecutiva de un ‘grande’ tras hacerlo hace dos meses en Wimbledon.

Entonces, una jugadora más curtida como la alemana Angelique Kerber se cruzó en su camino y en el reto de alcanzar por fin a Court, mientras que ahora, lo hará ante una rival 16 años más joven. De hecho, cuando Osaka no había cumplido todavía los dos años, la de Miami ya había ganado el primero de sus 23 ‘grandes’ en Roland Garros y pronto comenzaría a ser la ídolo en la que se fijaría su rival de este sábado.

Ahora, la japonesa, la primera de su país en pelear por un título de ‘Grand Slam’ en la Era Open, intentará aparcar estas emociones, algo que ya demostró saber hacer hace unos meses cuando se impuso a la americana, que entonces acababa de volver al circuito, en Miami por 6-3, 6-2, un partido que se antoja en teoría difícil de repetir.

Serena Williams, de todos modos, parte como clara favorita después de un torneo donde ha mostrado un gran nivel cediendo únicamente 28 juegos y donde sólo la estonia Kaia Kanepi, en octavos, fue capaz de arrebatarle un set.

Por su parte, Osaka, capaz de salvar 13 bolas de rotura en semifinales ante Madison Keys, parece haber calcado su recorrido, perdiendo el mismo número de juegos y sólo una manga perdida, también en octavos, ante la bielorrusa Aryna Sabalenka.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.