SOS Mediterranée

El ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, ha reconocido que su Gobierno “por ahora” no se plantea permitir la entrada del barco ‘Aquarius’, que navega por el Mediterráneo con 58 migrantes a bordo tras llevar a cabo dos rescates en los últimos días.

Las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, responsables del buque, anunciaron el lunes que llevarían el ‘Aquarius’ a Marsella después de que este fin de semana Panamá comunicara que retiraba su bandera del barco por presiones de Italia.

Le Maire, que ha concedido una entrevista a la cadena BFM TV, ha afirmado que serán el presidente, Emmanuel Macron, el primer ministro y el responsable de Interior “quienes decidan”, pero ya ha avanzado que “por ahora” el Gobierno no tiene previsto hacerse cargo de los migrantes.

“Marsella no es el puerto más cercano”, ha alegado el titular de Economía, que ha llamado a respetar “las reglas europeas”, sin aludir directamente a ningún país en concreto. En este sentido, ha recordado que Francia ya ha asumido una responsabilidad “importante” en la acogida de solicitantes de asilo.

El ‘Aquarius’ emprendió el lunes rumbo a Marsella, después de que Panamá anunciase la retirada de la bandera “bajo flagrante presión económica y política del Gobierno italiano”, en opinión de las ONG. “Hacemos una petición oficial a las autoridades francesas para que permitan el desembarco en Francia de las personas que están a bordo, por razones humanitarias. Es la única opción”, afirmó en rueda de prensa el director de operaciones de SOS Méditerranée, Frédéric Penard.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.