España es uno de los países con más exposición a disruptores endocrinos en pescado y marisco, según un estudio del Institut Català de Recerca de l’Aigua (Icra) que ha investigado la presencia de contaminantes en pescado y marisco y su potencial impacto en la salud humana.

El trabajo ha analizado 12 especies de elevado consumo en Europa: caballa, atún, bacalao, perca, panga, lenguado, dorada, platija, salmón, mejillón, gambas y cangrejo.

España es el país con más exposición a estos contaminantes que pueden alterar el equilibrio hormonal de los organismos, seguido de Portugal, Italia, Irlanda y Bélgica.

El bisphenol A, metilparabeno y el triclosan son los disruptores presentes en la gran mayoría de las muestras analizadas, aunque con los resultados obtenidos se descarta un riesgo potencial para la salud humana por consumo de pescado.

La investigación forma parte del proyecto ECsafeSEAFOOD, y ha contado con la participación de 12 grupos de investigación internacionales y siete pymes.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.