CEDIDA

El veneno de abeja y su componente principal, la melitina, puede servir como tratamiento para la dermatitis atópica, o eccema, según han puesto de manifiesto investigadores de la organización Wiley (Estados Unidos) en un trabajo publicado en la revista ‘British Journal of Pharmacology’.

A través de estudios realizados en ratones y en células humanas, los investigadores encontraron que el veneno de abeja y la melitina suprimen la inflamación a través de varios mecanismos en las células inmunitarias y las moléculas inflamatorias.

“Este estudio demostró que el veneno de abeja y la melitina tienen actividad inmunomoduladora, y dicha actividad se asoció con la regulación de la diferenciación de las células T auxiliares, mejorando así las enfermedades inflamatorias de la piel causadas por la dermatitis atópica”, han dicho los expertos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.