MALLORCA PRESS

Las principales asociaciones del sector náutico de Baleares han registrado una petición formal en la que reclaman al conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, que informe “con detalle” sobre los expedientes abiertos por vertidos de aguas fecales.

Según ha informado estas entidades en un comunicado, la solicitud de esta información se ha realizado mediante un escrito registrado el pasado 12 de septiembre en virtud del artículo 12 de la Ley de Transparencia y Buen Gobierno.

Las asociaciones firmantes, que representan a 25.000 usuarios del mar, han pedido al Govern que informe “con detalle” de los expedientes incoados, así como de su estado de tramitación y las sanciones impuestas con motivo de los vertidos de fecales y desaladoras desde la toma de posesión del conseller.

A fin de facilitar la labor de búsqueda de los expedientes, los firmantes de la petición han indicado al Govern, a título informativo, los lugares y fechas en los que se han producido vertidos supuestamente contaminantes.

Tales son los casos, entre otros, de la playa de Ciudad Jardín los días 6, 7, 12, 14 y 19 de agosto, y 4 de septiembre; de la playa de Can Pere Antoni los días 12, 14 y 19 de agosto, y 4 y 13 de septiembre de septiembre; del Puerto de Andratx el día 28 de agosto; de Camp de Mar el 27 de julio; de la cala de la Bella Dona el día 12 de agosto; de la playa de Son Bauló el día 14 de agosto; y de la playa Den Xinxo (Ibiza) el 24 de agosto.

El presidente de la Asociación de Navengantes y portavoz del sector náutico en el asunto de los vertidos y la protección de la posidonia, Gabriel Dols, ha señalado que el Govern “debe demostrar que su decreto, aprobado sin tener en cuenta las consideración más esenciales del Consell Económico y Social (CES) y del Consell Consultiu de Baleares (CCIB), no es solo para el fondeo”, puesto que “está más que demostrado que las aguas fecales arrojadas al mar por los emisarios submarinos son una de las principales amenazas para las praderas marinas”.

“Hemos sabido que el director general de Biodiversidad, Miquel Mir, ha firmado resoluciones y procedimientos sancionadores contra embarcaciones que el año pasado, antes de la aprobación del decreto, estaban fondeadas en arena pero cuya cadena se hallaba sobre la posidonia”, ha explicado Dols.

De este modo, ha recordado que “un daño intencionado a la planta puede ser objeto de sanción” y por ello esperan que “el celo mostrado en multar los fondeos se haya visto acompañado de la apertura de innumerables procedimientos por vertidos de aguas mal depuradas, ya no desde la entrada en vigor, que damos por sentado, sino de antes, como esas sanciones al fondeo”.

En esta línea, ha asegurado que “el sector náutico no comprende que la Conselleria de Medio Ambiente haya ignorado, sin más, las recomendaciones principales del CES y el CCIB a la hora de aprobar el decreto de protección de la posidonia”.

“Ahora solo falta que la Unión Europea abra expedientes con graves multas que terminaremos pagando todos los ciudadanos de Baleares. Queremos que los responsables de haber ignorado esta realidad en el decreto asuman su responsabilidad”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.