El huracán ‘Florence’ podría dejar cantidades de precipitación nunca antes vistas en las ‘Carolinas’, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que advierte también de que, aunque con menos de un 10 por ciento de probabilidad, el huracán ‘Helen’ podría afectar al noroeste peninsular, donde podría provocar vientos fuertes y temporal en el mar.

El portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que Helen, que en la actualidad tiene categoría 2 (sobre 5) en la escala Saffir-Simpson, con vientos de 165 kilómetros por hora, se sitúa en estos momentos en Cabo Verde y llegará a las islas Azores aunque como tormenta tropical.

Sobre las posibilidades de que Helen llegue a España, el portavoz apunta que la probabilidad es baja, de menos del 10 por ciento, y en ese caso, alcanzaría la Península como tormenta tropical, con vientos de entre 60 y 120 kilómetros por hora que podrían afectar al Galicia y Asturias.

Así, ha añadido que no se espera que Helen alcance la categoría de gran huracán, es decir, categorías de III a V sino que en su viaje al norte perderá potencia y si llega a España será entre el jueves y el viernes, como ciclón post-tropical, sin que parece que los vientos vayan a estar acompañados de precipitación y dará lugar a mar de fondo y temporal en el mar.

Por tanto, ha dicho que no se puede comparar con Ofelia, que fue en 2017 el huracán que más cerca de Europa se formó.

Sin embargo, ha subrayado el gran potencial de Florence, que afectará con fuerza a las Carolinas y la tormenta tropical Isaac y ha adelantado que en la actualidad el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos está estudiando la posible formación de dos nuevos sistemas, uno en el Yucatán (México) y otro que podría dar lugar a otro posible futuro huracán en una latitud por encima de 35º de latitud y a unos 40º de longitud oeste, lo que significa que está aproximadamente a la altura de la Península, al oeste de las islas Azores.

Así, ha señalado que en función de su evolución podría formarse como huracán e interactuar con las DANAS y vaguadas que afectan a la Península, lo que genera “mucha incertidumbre en las predicciones”.

En realidad, ha concretado que existe una probabilidad del 50 por ciento de que en los próximos cinco días esta perturbación pueda dar lugar a un ciclón tropical, por lo que Del Campo ha dicho que habrá que estar pendiente en su interactuación con las vaguadas de latitudes medias.

Por otro lado, ha subrayado el potencial de Florence, un huracán muy intenso, “probablemente de los más intensos de las últimas tres décadas” y provocará una cantidad de precipitación “nunca antes vista” en las Carolinas.

El portavoz ha dicho que las predicciones estiman que en siete días, hay puntos que podrán acumular más de 1.000 litros por metro cuadrado de precipitación, “nunca antes registrado desde 1950”.

Asimismo, ha subrayado que estas cantidades, sumadas a la marea ciclónica prevista y que podría elevar el nivel del mar de 1,5 a 2 metros, puede dar lugar a copiosas inundaciones. La marea ciclónica provoca un aumento del nivel del mar por la presencia del huracán, que debido a los fuertes vientos y la baja presión “tira” del agua del mar y hace que suba mucho el nivel del mar en esa zona.

“Las inundaciones podrán ser muy graves por las lluvias y la marea ciclónica, sumada a los vientos huracanados, que si llega a categoría tres puede dejar vientos de 178 a 209 kilómetros por hora. Hay orden de evacuar a más de millón y medio de personas”, ha resumido.

En cuanto a la tormenta tropical Isaac, ha dicho que se dirige hacia el oeste, entre las Antillas orientales y Venezuela, pero Del Campo le resta importancia porque la predicción apunta a que “no pasará de tormenta tropical”, es decir, que puede dejar vientos de entre 60 y 120 kilómetros por hora en la zona.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.