El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo creará una mesa del intrusismo para dar una solución al ‘top manta’ y a la venta ilegal, que, según ha señalado su titular, Reyes Maroto, no solo supone una competencia desleal a los comercios físicos, sino que además distorsiona la imagen de las ciudades.

Maroto, que ha presidido este martes la Conferencia Sectorial de Comercio, ha abordado con sus homólogos autonómicos el problema de la venta ilegal y ha anunciado la creación de esta mesa del intrusismo para hacer frente al problema que genera este tipo de práctica.

“La venta ilegal no solo supone una competencia desleal a los comercios físicos, sino que además genera una imagen mala del país”, ha señalado Maroto, quien, no obstante, ha indicado que se debe abordar el problema protegiendo también a las personas que se ven abocadas a esta venta ilegal.

Entre las medidas que se han adoptado este martes en la Conferencia Sectorial para solucionar la venta ilegal, la titular de Industria se ha referido a una campaña de concienciación hacia los consumidores para que no compren productos procedentes de la venta ilegal.

Durante la reunión, Maroto y los consejeros han coincidido en adoptar medidas para frenar el ‘top manta’, si bien, según la ministra, hay actuaciones que corresponden a los ayuntamientos, porque el uso del espacio público es una competencia local.

“Hay que analizar medidas para acometer este problema y para que nuestras ciudades sean seguras y evitar este tipo de ventas que distorsionan la imagen de las ciudades, sobre todo las turísticas”, han resaltado la ministra, quien ha señalado que su departamento ya está elaborando un estudio para cuantificar los daños económicos que supone la venta ilegal.

CREACIÓN DEL OBSERVATORIO COMERCIO 4.0

Asimismo, Maroto ha expuesto a las comunidades autónomas la ‘hoja de ruta’ del Gobierno para adaptar el comercio a las nuevas realidades que se están produciendo, entre ellas, la transformación digital.

De esta forma, según ha explicado, el Ejecutivo está elaborando un plan de modernización del comercio minorista de cara al horizonte 2019-2020, que incluye como prioridad la adaptación del comercio a la digitalización.

“En el marco de esa prioridad vamos a crear el Observatorio Comercio 4.0, que servirá de foro de debate, de diálogo y de analisis de las debilidades y fortalzeas del comercio ante este reto e identificar medidas concretas para que el comercio se adopte a esta digitalización”, ha resaltado.

Por último, en el marco de la lucha contra el despoblamiento del medio rural, Maroto ha explicado que su departamento está participando en la estrategia del Gobierno frente al reto demográfico, teniendo en cuenta que los sectores productivos y el comercio actuan como “palanca” no solo para abastecer a los municipios, sino también para generar empleo.

En este sentido, la ministra ha señalado que la mayoría de las comunidades autónomas han coincidido en adoptar medidas para facilitar el relevo generacional en el comercio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.