El ayuntamiento de Llucmajor ha respondido formalmente a las quejas vecinales por la instalación de lazos amarillos separatistas en el edificio municipal Claustro de San Bonaventura y ha afirmado que estos se mantendrán “mientras España siga sin respetar las leyes internacionales relativas a la libertad de expresión y opinión”.

Según ha informado Actúa Baleares en un comunicado, el conseller de Cultura del municipio, Lluís Segura, ha respondido a las quejas de los vecinos argumentando que “España es un Estado autoritario, especulador, violento, intolerante y colonialista”.

Asimismo, Segura ha recordado que el pasado 28 de febrero, el consistorio gobernado por PSOE, MÉS y El PI aprobó una moción en favor del rapero mallorquín Josep Miquel Arenas, conocido artísticamente como Valtonyc, condenado por enaltecimiento del terrorismo, humillación a las víctimas, injurias graves y amenazas de muerte.

Como consecuencia, Actúa Baleares ha solicitado la retirada de los lazos en edificios públicos y ha advertido de que si el consistorio no lo hace, “lo harán los miembros del partido”.

En esta línea, han denunciado que “los vecinos del municipio no se merecen un conseller de Cultura extremista y radical, como Lluís Segura, militante de ERC-MÉS, que acumula continuos incidentes e insultos como calificar de nazis a los españoles a través de su cuenta oficial de Twitter”.

“Es intolerable que un representante público del Ayuntamiento arremeta contra la presencia de la Guardia Civil en el pueblo o coloque lazos amarillos en las presentaciones y actos de cultura”, han lamentado.

Por ello, la formación ha registrado una petición formal solicitando la retirada de “todos los símbolos ilegales separatistas” colocados en los edificios públicos de este municipio, además de solicitar el cese de Segura.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.