Foto: Reuters

El afgano que apuñaló el viernes a dos turistas estadounidenses en la principal estación de tren de Ámsterdam ha confesado a las autoridades que quería atentar para vengar las ofensas contra el islam que se estarían cometiendo en Países Bajos, según ha informado este lunes la Fiscalía holandesa.

El sospechoso, identificado como Jawed S., de 19 años, acababa de llegar a Ámsterdam en tren cuando perpetró el ataque. Las fuerzas de seguridad lograron neutralizarle con disparos, por lo que fue trasladado herido a un hospital y este lunes ha comparecido finalmente ante el juez.

La Fiscalía ha explicado que Jawed S. ha reconocido que llegó a Países Bajos con la intención de perpetrar un ataque por las supuestas ofensas a símbolos sagrados del islam como el Corán. También criticó al dirigente ultraderechista Geert Wilders, aunque sin aludir al concurso de caricaturas de Mahoma que preparaba, según la cadena pública NOS.

Wilders ha sido de los primeros en reaccionar a las informaciones del Ministerio Público volviendo a cargar en Twitter contra los “terroristas musulmanes”. “Odian nuestra forma de vida y nuestras libertades”, ha lamentado el político, que poco antes había culpado a la canciller alemana, Angela Merkel, y a su política de “fronteras abiertas” de la presencia en Europa del sospechoso.

El Ministerio del Interior alemán ha reconocido este lunes que el ciudadano afgano había solicitado asilo en Alemania y que, tras un primer rechazo, estaba pendiente de un recurso presentado ante la Oficina de Migración, según la agencia de noticias DPA. La Policía, ha añadido un portavoz, no tenía ninguna sospecha sobre él.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.