Foto: Reuters

El tenista serbio Novak Djokovic mostró su felicidad por ganar el US Open, su segundo ‘Grand Slam’ de esta temporada tras el de Wimbledon, un éxito que era “difícil creer” que pudiera lograr cuando en febrero tuvo que operarse de la muñeca derecha.

“Si me dicen en febrero cuando me operé que ganaría Wimbledon, el US Open y Cincinnati, habría sido difícil de creer, pero al mismo tiempo hubo una parte de mí que siempre imaginó, creyó y esperó que pudiese volver al nivel deseado de tenis muy pronto”, expresó Djokovic tras el partido.

En este sentido, “para ser sincero”, el de Belgrado confesó que sí que esperaba que tras ese paso por el quirófano estaría “a un alto nivel bastante rápido”, aunque luego le llevó “tres o cuatro meses”. “En ese proceso, aprendí mucho de mí mismo, aprendí a ser paciente, algo que nunca ha sido una parte muy fuerte de mí”, remarcó. “Los últimos dos meses han sido tremendos”, añadió.

Sobre el hecho de igualar a Pete Sampras en número de ‘Grand Slams’ (14), recordó que el estadounidense es “una de las mayores leyendas” de este deporte y su “ídolo de la infancia”. “Lo primero que vi relacionado con el tenis fue su primer o segundo Wimbledon y me inspiró para jugar al tenis. Significa mucho para mí estar ahora hombro con hombro con él en victorias de ‘Grand Slam’, es un sueño hecho realidad”, comentó.

“Hace diez años habría dicho que no era feliz de formar parte de esta época con Nadal y Federer, pero ahora lo soy. Siento que la rivalidad con ellos me ha hecho ser el jugador que soy. Tengo el mayor de los respetos por lo que han conseguido en la pista y por su papel fuera de ella. Creo que nos hemos apretado los unos a los otros hasta el límite en cada momento que nos hemos enfrentado. Para mí, siempre hay un desafío final que es jugar contra ellos dos en cualquier lugar”, se sinceró sobre sus duelos con el español y el suizo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.