Foto: Reuters

Los dueños del barco siniestrado el pasado jueves en el lago Victoria y que según el último balance ha causado 224 muertes han sido detenidos para ser interrogados. El ferry ‘MV Nyerere’ se hundió a escasos metros de la orilla con más de el doble de pasajeros de los permitidos.

El primer ministro tanzano, Kassim Majaliwa, ha informado de las detenciones. “El Gobierno va a crear una comisión de investigación especial con expertos para investigar el origen del accidente. Además se iniciarán acciones legales contra todos los implicados en esta tragedia”, ha apuntado en declaraciones a la televisión pública TBC.

El ministro de Obras Públicas, Transportes y Comunicación, Isack Kamwelwe, ha informado del nuevo balance de víctimas mortales hasta la tarde del domingo en declaraciones también en declaraciones a la TBC.

Mientras, continúan las labores en el lugar del siniestro y los expertos estudian ya fórmulas para reflotar el barco, cuya quilla es la única parte visible fuera del agua. El jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el general Venance Mabeyo, ha señalado que la operación podría durar dos o tres días.

Durante la jornada del sábado fue rescatado con vida un hombre que consiguió sobrevivir más de 40 horas en una bolsa de aire tras encerrarse en un pequeño habitáculo dentro del barco cuando se produjo el naufragio.

El ferry se hundió el jueves por la tarde a unos metros del muelle de Ukerewe, la mayor isla del lago Victoria. El barco estaría preparado para transportar a unas 100 personas pero se cree que iba sobrecargado y a bordo viajaban entre 300 y 400.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.