La regidora de Bienestar y Derechos Sociales del Ayuntamiento de Palma, Mercè Borràs, ha asegurado este jueves que las obras de demolición del poblado de Son Banya “continuarán” y “finalizarán en 2020”.

“Si acaban hoy bien y si no mañana, tenemos una orden judicial y un acuerdo con todas las fuerzas municipales”, ha explicado en declaraciones a los medios de comunicación, después de que varias personas del poblado se hayan concentrado frente al Ayuntamiento, con motivo del pleno de este jueves, para pedir el cese del desalojo.

En cuento a las quejas vecinales sobre la falta de opciones ofrecidas por Cort, Borràs ha explicado que “hay un programa bastante potente” que cuenta con “un equipo de trabajadores y técnicos sociales”.

No obstante, ha recordado que para poder acceder a las ayudas de este programa, es necesario “no tener causas pendientes con la justicia, en concreto causas penales por narcotráfico, así como no disponer de recursos”.

Por otro lado, ha aclarado que “la preocupación” del Ayuntamiento son “los 193 niños que hasta ahora vivían en el poblado”, de los cuales ha señalado que veinte ya no viven allí.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.