Sos Mediterranée

Los ministros del Interior de Austria e Italia, Herbert Kickl y Matteo Salvini, respectivamente, han sugerido este viernes que la Unión Europea (UE) retenga durante días en el mar a los migrantes rescatados en el Mediterráneo mientras se lleva a cabo un análisis preliminar de la posibilidad de concederles asilo.

“Para los que lleguen a aguas territoriales de un Estado europeo y sean recogidos por un barco, debemos usar los barcos para realizar las comprobaciones apropiadas sobre si necesitan protección”, ha dicho Kickl durante una rueda de prensa junto a su homólogo italiano.

“Se te cuida bien en un barco”, ha manifestado, antes de resaltar que el proceso de supervisión “debería durar unos pocos días” y que aquellos que no tengan opción de recibir asilo no deberían contar con permiso para desembarcar en Europa.

Salvini ha afirmado estar “absolutamente a favor” de la idea de Kickl. “Estaba diciendo justo lo irónico que fue que retener a un grupo de inmigrantes en un barco en puerto italiano durante diez días haya supuesto que un juez me haya puesto bajo investigación por secuestro”, ha agregado, en referencia a la decisión de un juez de investigarle por negarse a autorizar el desembarco de cien migrantes de un barco de la Guardia Costera del país europeo.

Los partidos ultraderechistas, como la Liga de Salvini y el Partido de la Libertad austriaco, han estado intentando impulsar un sistema para la repatriación de los migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo, en lugar de su traslado a puertos europeos, mientras se procesan sus solicitudes de asilo.

Italia se han convertido en la principal ruta de acceso a Europa de cientos de miles de migrantes y solicitantes de asilo que llegan cruzando el Mediterráneo desde las costas africanas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.