Arran ha exigido este lunes que “no haya impunidad” ante los ataques sufridos durante el aniversario del Casal Voltorn Negre, que tuvo lugar el pasado 30 de agosto en la Plaza de los Patines.

Según han explicado, cerca de las 19.30 horas se presentó un grupo de unos “cuatro o cinco individuos identificados como guardias civiles fuera de servicio y con banderas de España”.

Estos, según su relato, llamaron a la Policía Local para que descolgaran las pancartas que habían colgado por la plaza y en pocos minutos se presentó un dispositivo policial que constaba de cuatro coches y un furgón policiales “para descolgar tres pancartas”.

Por esto, desde la Esquerra Independentista de Mallorca –plataforma formada por Endavant, Arran Palma, Alerta Solidaria y Mallorca SEPC– han señalado la “complicidad entre la extrema derecha, la Guardia Civil y la Policía de Palma”.

De esta manera, han exigido “responsabilidades políticas” al alcalde de Palma, Antoni Noguera, y han señalado que “no basta” con decir que ha sido un “mal entendido”.

Arran falta a la verdad en sus explicaciones

Arran falta a la verdad cuando explica lo ocurrido ese día en la Plaza de los Patines.

En un comunicado que han colgado en las redes sociales, el grupo independentista asegura que después de que unos Guardias Civiles “fuera de servicio y con banderas españolas” avisaran a la policía “… En pocos minutos se presentó un dispositivo de la Policía Local de Palma que constaba de cuatro coches y un furgón policial tan solo para descolgar tres pancartas…”

Y falta a la verdad porque los hechos no fueron exactamente así.

En realidad, en el lugar se personó tan solo una unidad de la Policía Local cuyos agentes acabaron arrinconados por un nutrido grupo de miembros y simpatizantes del grupo independentista en un lado de la pista que hay en la plaza.

Desde un principio, el grupo les insultó e increpó sin hacer el menor caso tampoco a las indicaciones de los policías. Esta situación hizo a los agentes temer por su integridad física y a solicitar refuerzos antes el cariz que tomaban los acontecimientos.

Y todo ello, sin olvidar que Arran Palma publicó a los pocos minutos una foto de tres jóvenes en su cuenta de Twitter acompañada de un texto en el que les identificaba como los Guardias Civiles que “han llamado a la Policía Local”, sin prueba alguna de sus palabras.

De hecho, al día siguiente Actúa-VOX emitió un comunicado de prensa en el que explicaban que la denuncia (la llamada a la Policía) fue promovida por ellos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.