Foto: Reuters

Al menos un manifestante ha muerto y otros 14 han resultado heridos durante la cuarta noche consecutiva de protestas en la ciudad iraquí de Basora, según un balance preliminar que eleva a ocho las personas que han perdido la vida desde que estallaron el lunes estas movilizaciones.

Fuentes médicas y de los servicios de seguridad han confirmad el fallecimiento de un manifestante que participaba en los ataques incendiarios contra edificios del Gobierno. Entre los objetivos alcanzados este jueves también figuran contra sedes de partidos políticos y de la televisión pública Al Iraqiya.

Un portavoz de seguridad ha explicado que trabajan para contener las manifestaciones. “Estamos esperando órdenes de las máximas autoridades”, ha afirmado, ante los disturbios protagonizados por cientos de personas que protestan contra la corrupción y reclaman una mejora de los servicios básicos.

El Mando de Operaciones de Basora ya ha anunciado un toque de queda aplicable a partir de las 22.30 (hora local) y que estará en vigor hasta nuevo aviso. Retoma así una iniciativa que las autoridades plantearon inicialmente a partir de las 15.00 pero que fue cancelada minutos antes de que llegase dicha hora.

Naciones Unidas expresó el miércoles su “grave preocupación” por la muerte de manifestantes y pidió a las autoridades iraquíes que dieran respuesta a las exigencias.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.