UNIPUBLIC/LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El corredor italiano Elia Viviani, del Quick-Step Floors, se ha adjudicado al sprint la tercera etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada sobre 178,2 kilómetros entre las localidades malagueñas de Mijas y Alhaurín de la Torre, mientras que el polaco Michal Kwiatkowski (Sky) conserva el jersey rojo de líder.

Elia Viviani, que estrenó su palmarés en La Vuelta y completa un curso redondo -en el que ganó 4 etapas y la general de los puntos en el Giro-, se impuso por delante de su compatriota Giacomo Nizzolo (Trek-Segafredo) y del eslovaco Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), segundo y tercero respectivamente, con el mismo tiempo.

No fue un triunfo sencillo para el campeón italiano, cuyo equipo, el Quick-Step, con la ayuda del Movistar echó abajo una escapada de 8 corredores, entre ellos el combativo Luis Ángel Maté (Cofidis) y el campeón austriaco, Lukas Pöstlberger (Bora-Hanshgrohe), con Alhaurín de la Torre ya en el horizonte.

Lukas Pöstlberger fue el último en ser neutralizado, a tan sólo 6,5 kilómetros de la meta en una jornada en la que se ascendieron los puertos del Madroño, de primera, y del Viento, de tercera, pero en la primera parte y muy lejos para mover a los favoritos a la clasificación general, entre ellos el español Alejandro Valverde (Movistar).

Tras su triunfo en Caminito del Rey, el murciano se vio con fuerzas en la recta final para hacer doblete consecutivo en La Vuelta e, incluso, se vio al propio Nairo Quintana, el jefe de filas del grupo de Eusebio Unzué, entró en los relevos para allanar el posible triunfo del ‘Bala’ en la recta última.

No pudo entrar en la pugna final Valverde, duodécimo, porque Elia Viviani irrumpió por el centro del pelotón para alzar con autoridad por vez primera los brazos en la meta de La Vuelta, la misma que exhibió en las carreteras de su país hace unos meses. “Es el segundo triunfo desde que gané el Campeonato de Italia”, apuntó el favorito a dominar las ‘volattas’ también en España.

Valverde tendrá una nueva oportunidad en la cuarta etapa de la ronda española, que se disputa este martes entre Vélez-Málaga y Alfacar, en la Sierra de la Alfaguara, de 161,4 kilómetros, con dos puertos de primera, el Alto de la Cabra y la subida final a Alfacar, 12,4 kilómetros al 5,4 por ciento de desnivel medio pero con ‘picos’ del 11.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.