CDC PUBLIC HEALTH LIBRARY (1994)

La mortalidad en pacientes que padecen tétanos no neonatal es alta, pese a que es una enfermedad ‘olvidada’ contra la que existe una vacuna. El problema es que, en algunas zonas del mundo, incluso hoy en día, la cobertura de vacunación es escasa. Por eso, investigadores del Weill Cornell Medical College de Nueva York (Estados Unidos) implementaron un protocolo estándar contra el tétanos en una unidad de cuidados intensivos del África subsahariana.

Los resultados, sin embargo, no fueron del todo satisfactorios: las tasas de mortalidad apenas varianos pero consiguieron cambiar las causas de las muertes.

En un artículo publicado en la revista científica ‘PLOS Neglected Tropical Diseases’, los investigadores, liderados por la doctora Jennifer Downs, detallan cómo fue esa experiencia desde el año 2006 en el Bugando Medical Center, de Tanzania.

El protocolo, que fue modificado en 2012, enfatizó el control del aire, la administración temprana de medicamentos y el cuidado de las heridas. El cuidado del paciente y los resultados del estudio se analizaron en tres grupos: los admitidos en un protocolo previo entre 2001 y 2006, los de un grupo precoz, admitidos entre 2006 y 2011, y los tardíos, que accedieron después de la modificación del protocolo.

Los investigadores observaron un aumento significativo en los cuidados entre los grupos temprano y tardío, con más ventilación mecánica, curación de heridas quirúrgicas y traqueostomías utilizadas en el grupo tardío. A pesar de este aumento en la atención, no hubo cambios significativos en la mortalidad global o mortalidad a los 7 días entre los grupos pre y pos protocolo o los grupos temprano y tardío, con tasas de mortalidad que van del 40,3 al 60,7 por ciento en todos los grupos.

Sin embargo, hubo una disminución en las muertes relacionadas con la vía aérea y un aumento en las muertes por sepsis en los grupos posteriores al protocolo. “La implementación de la atención protocolizada en entornos de recursos limitados es muy compleja y requiere una supervisión y una evaluación en profundidad de los pacientes, el personal y los procedimientos”, apuntan los investigadores.

Por eso, hacen una llamada a que se aumente “urgentemente” la cobertura de vacunación para aquellas peronas en riesgo en el África subsahariana con el objetivo de eliminar esta enfermedad “letal y prevenible”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.