CEDIDA

Un equipo multidisciplinar especializado en obesidad trabaja en el caso de Teófilo Rodríguez, el joven de 34 años de 385 kilos que permanece ingresado en el Hospital de Manises (Valencia), que reingresó este pasado martes en el centro a causa de una nueva insuficiencia respiratoria, horas después de haber recibido el alta.

No obstante, desde el hospital se ha precisado en un comunicado que a Teófilo se le está prestando atención en la actualidad por ser un “ingreso social”, ya que “no cuenta, desde el punto de vista médico, con ninguna condición ni causa clínica que justifique un ingreso hospitalario”.

El equipo multidisciplinar especializado en obesidad que está trabajando en su caso está conformado, entre otros, por personal de enfermería, endocrinos, nutricionistas, fisioterapeutas y especialistas en psiquiatría.

Según el centro, el diálogo con el paciente y su familia es “constante y fluido” por parte del hospital y, para ello, “existe la figura de un coordinador médico asignado al caso, que gestiona la información con el paciente y el resto del equipo sanitario”.

El Hospital de Manises ha procedido a este tipo de atención “social”, con el “total consenso del paciente y su familia, debido a la excepcionalidad del caso y su situación, a fin de garantizar el bienestar del mismo”.

El ingreso de ‘tipo social’ de Teófilo “se mantendrá hasta encontrar una solución sociosanitaria definitiva, que sea adecuada para su caso y en la que trabaja actualmente el propio Hospital de Manises, junto al paciente y su familia, la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y el Ayuntamiento de Turís”, donde reside el paciente.

El pasado martes Teófilo recibió el alta del Hospital de Manises, tras una semana hospitalizado, que contactó con el Centro de Información y Coordinación de Urgencias a fin de solicitar transporte sanitario para coordinar el traslado del paciente hasta su domicilio.

El traslado que se hizo finalmente en un camión de mudanzas, un hecho que denunció la familia del paciente por el “riesgo” que sufrió tanto por la forma del traslado como por considerar que el alta se acordó sin que estuviera en condiciones.

La administración descartó movilizar una ambulancia bariátrica por “no ser viable” su traslado por este medio, ya que admiten un máximo de 318 kilos, mientras que el paciente pesa 385.

Horas después, tuvo que reingresar por una nueva insuficiencia respiratoria. La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública informó este jueves que está buscando la solución “más adecuada” y una “estrategia viable a corto, medio y largo plazo” para Teófilo y “alcanzar una solución de continuidad, que tiene como objetivo fundamental conseguir revertir con el tiempo la situación que está atravesando el paciente”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.