Pocas noches atrás se hablaba de la Luna Roja. Y del calor insoportable. Hoy, compartiendo unas hamburguesas a la gorgonzola, vinos y cañas, en un local con el aire acondicionado a todo volumen. Recordando anécdotas de tipos legendarios de la escena musical mallorquina como Toni Reynés o Jhonny Domingo.

Risas, muchas risas y de pronto alguien les dice que ya es hora de subir al escenario.
Son las 22.15 exactas, la hora anunciada, y tres MÚSICOS como Pedro Riestra, Hugo Sócrates y Víctor Uris toman posesión de su Trono de Hierro particular.

Es Gremi, Sala pequeña, un concierto sin mas publicidad que el boca a boca, el regalo del verano para los amantes del Blues. Un selecto grupo de elegidos para permitir a sus almas vibrar al unísono al ritmo de la incomparable armónica de Víctor Uris.

Algunos músicos en primera línea de popularidad, como Pau Donés, por ejemplo, se deshacen en elogios hacia la calidad musical y humana de Víctor. Pocas semanas atrás, Es Baluard, fue testigo del estreno del Documental que han rodado acerca de la vida y obra de este genial bluesman nacido y criado en la palmesana Plaza del Capitol.

Pero a Él, estas cosas no le importan y después del concierto, todavía sobre el escenario, me comentaba al oído: “Pueden decir de ti bla bla bla, o que eres el mejor o lo que sea, pero yo lo único que se es que en cada concierto me dejo la camiseta y las pelotas, lo doy todo. Y a cambio solo espero que de vez en cuando alguien del público se acerque al terminar y me diga que se lo ha pasado bien. Es toda la recompensa que busco a estas alturas.”

Y pide que le ayuden a bajar del escenario. 40 años en silla de ruedas por un desgraciado accidente de motocicleta (no llevaba casco) no han conseguido agriarle el humor, y se va cerca de la barra, junto a su guapa novia, a seguir tomando cosas, a seguir bebiéndose la vida a tragos largos entre risa y risa. Después de regalarnos una noche más, la pura esencia destilada del blues con su voz y su armónica.

Y al salir, de vuelta a casa, miro a la Luna, y me extraña que esta noche no sea azul. Cada día entiendo menos el Universo…

S.Andreu

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.