Los nidos ocupados del ‘virot’ y el ‘noneta’ se han incrementado en los cinco islotes del Parque Nacional de Cabrera desde el último recuento.

Según ha detallado este martes la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca en un comunicado, el ‘virot gros’, una de las aves marinas “más importantes” de Baleares, tiene 322 nidos ocupados, por encima del máximo de ocupación en censos anteriores (317). En cuanto a la ‘noneta’, “la más diminuta” de las aves marinas baleares, tiene un total de 102 nidos ocupados que, hasta ahora, el máximo había sido de 81 nidos.

El incremento de los efectivos de ‘virot’ “es modesto y puede indicar simplemente la estabilidad de las poblaciones”, han señalado desde la Conselleria, un dato “positivo” para una especie catalogada como vulnerable en el Catálogo español de especies amenazadas.

En relación a la expansión del 20 por ciento en los efectivos conocidos de ‘noneta’, “es un resultado muy alentador”, por la fragilidad de las colonias de esta ave, que son muy delicadas y solamente se establecen en islas deshabitadas en las que no vive ningún mamífero.

La Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha desarrollado el proyecto de protección de aves marinas, financiado con los fondos del impuesto del turismo sostenible, dirigido por el Servicio de Protección de Especies y realizado con la empresa TRAGSA.

Una de las acciones del proyecto ha sido el seguimiento de varias poblaciones de aves marinas, entre otras, algunas colonias en los islotes del Parque Nacional de Cabrera, que mantiene su papel esencial en la conservación de las aves marinas del Mediterráneo occidental.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.