Las familias que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas aumentaron un 7,6% en el segundo trimestre del año en relación al mismo periodo de 2017, hasta sumar 410.

No obstante, las empresas concursadas bajaron un 1,2%, hasta sumar 1.200 procedimientos de quiebra, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este viernes.

De este modo, sumando familias y empresas, el número de deudores concursados del segundo trimestre se situó en 1.610, cifra un 0,9% superior a la del mismo periodo de 2017.

En tasa intertrimestral (segundo trimestre del año sobre primer trimestre de 2018), el número de deudores concursados aumentó un 10,5%, con un repunte del 4,9% en el número de familias declaradas en concurso y un avance del 12,6% en el caso de las empresas concursadas.

De las 1.200 empresas que entraron en concurso en el segundo trimestre, 96 eran sociedades anónimas, con un descenso interanual del 16,5%, mientras que 982 eran sociedades limitadas, un 1,1% más que en el segundo trimestre de 2017.

Las personas físicas con actividad empresarial elevaron los procesos concursales un 7,7% en tasa interanual, hasta totalizar 84, mientras que los descendieron un 16% respecto al trimestre anterior.

Durante el segundo trimestre, los concursos voluntarios subieron un 1,9% en relación al mismo periodo de 2017, hasta sumar 1.516, en tanto que los concursos necesarios retrocedieron un 12,1%, con un total de 94 procesos.

Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios bajaron un 10% en tasa interanual, mientras que los abreviados subieron un 2,7%, hasta 198 y 1.412 procesos, respectivamente.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.